Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La ginecomastia es el aumento de
tejidos a nivel mamario en el varón.
Los tratamientos para la ginecomastia se basan en
las alternativas de la liposucción asistida por láser.
IML realiza el Lipoláser para corregir la ginecomastia
porque ofrece los mejores resultados estéticos.
La técnica Lipoláser® de IML garantiza los mejores
resultados en la adaptación de la piel y la recuperación.
El Lipoláser aporta una gran naturalidad en el
resultado, generando tranquilidad en el paciente.
  

LIPOLÁSER®: Técnica de IML para el tratamiento de la ginecomastia

Aparato de láser de IML para el tratamiento de la ginecomastia

Detalle del aparato de láser de IML para el tratamiento de la ginecomastia.

El procedimiento de LAL (lipoplastia asistida por láser) para tratar la ginecomastia que se realiza en IML tiene las siguientes fases:

La evaluación preoperatoria y marcación de las zonas a tratar

  1. Antes de empezar con el proceso se hace una exploración y se marcan las zonas a tratar mientras el paciente está de pie; se resaltan las zonas de transición del surco mamario y del pliegue axilar y se marcan las otras áreas en las que se reducirá la aspiración. Se debe ser especialmente cuidadoso en la identificación del área que cubre la areola, para evitar procesos necróticos a este nivel.
  2. Se toman fotografías basales mediante el sistema Intellistudio (Canfield  Scxientific, Fairfield, NJ). La reproductibilidad de la posición de los pacientes entre las tomas basales y de seguimiento ha sido controlada usando el software de Canfield Mirror, que permite un ajuste preciso.
  3. Se realiza una medida ecográfica del espesor de grasa de las zonas a tratar.

Zonas a corregir en ginecomastia

Marcación de las zonas a corregir en ginecomastia.

La técnica empleada en ginecomastia

  • Se coloca al paciente en posición supina para ponerle una vía y monitorizarle, cambiándole a posición prona después. Se administran por vía intravenosa los antibióticos profilácticos y se delimita el campo quirúrgico. Las áreas que van a ser tratadas se infiltran con una solución de anestesia tumescente tipo Klein (3,4) (0,1% de lidocaína con 1:1,000.000 de epinefrina) con un rango de infiltración de 500 a 900 ml litro de solución. Esto permitirá la reducción del dolor mucho después del tiempo quirúrgico.
  • Las incisiones se realizan en el pliegue axilar y en el surco inframamario.
  • Se aplica el láser con una dosimetría de 10 KJ por área, administrados a 16W de 924 µm y a 12 W de 975 µm.
  • Se usa una combinación de cánulas de 2-3 mm de diámetro, utilizando la de 2 mm para las zonas próximas a la areola. En los casos donde haya una importante presencia de fibrosis se utiliza una cánula de Toledo a fin de romper los tabiques fibrosos y conseguir el aplanamiento del tejido de sostén.
  • Tras la finalización de la aspiración se hace un depósito de energía con el láser para facilitar el tensado de la piel, administrando 8 KJ a 10 W de 924 y a 8 W de 975 µm.
  • Finalizada esta etapa, se gira 45º al paciente colocándole en posición supina para definir la estética de las áreas de transición. Puede ser necesario perfilar las zonas laterales ya tratadas en decúbito lateral.

Equipo láser empleado para el tratamiento de la ginecomastia

Equipo láser empleado en IML para el tratamiento de la ginecomastia.

Los apósitos y el post-operatorio de una ginecomastia

  • Las incisiones se suturan con Vycril rápido de 5.0 y se tapan con gasas de 5 x 5 cm. La zona tratada se cubre con espuma de Reston y se fija con un discreto vendaje elástico de 12 cm de ancho sobre la espuma. Encima se coloca una prenda de compresión.
  • El paciente puede deambular de forma inmediata. No consideramos necesario el reposo intenso y no es recomendable hacerlo en cama. Se retira el vendaje en una semana y se deja la prenda de compresión por lo menos durante 1 ó 2 semanas más.