Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
La ginecomastia es el aumento de
tejidos a nivel mamario en el varón.
Los tratamientos para la ginecomastia se basan en
las alternativas de la liposucción asistida por láser.
IML realiza el Lipoláser para corregir la ginecomastia
porque ofrece los mejores resultados estéticos.
La técnica Lipoláser® de IML garantiza los mejores
resultados en la adaptación de la piel y la recuperación.
El Lipoláser aporta una gran naturalidad en el
resultado, generando tranquilidad en el paciente.
  

Tipos de tratamientos quirúrgicos para la ginecomastia

La corrección quirúrgica es el tratamiento de elección para el tratamiento de la ginecomastia y la pseudo-ginecomastia. Series publicadas demuestran el éxito clínico con mejoras cosméticas, sintomáticas y psicológicas con efectos adversos mínimos.

Tipos de cirugía para el tratamiento de ginecomastia

La cirugía puede ser:

  • Más invasiva: mastectomía subcutánea que consiste en la resección directa del tejido glandular con un abordaje periareolar o transareolar (con o sin liposucción asociada).
  • Menos invasiva: requiere una mínima incisión quirúrgica que utiliza un abordaje axilar por visualización endoscópica de la resección.

No hay pruebas fiables para apoyar un abordaje quirúrgico sobre el otro, aunque la conclusión es que la cirugía es el tratamiento estándar ideal para la ginecomastia sintomática en la mayoría de los pacientes.

Desde el momento en que se empezó a tratar la ginecomastia se han utilizado una combinación de procedimientos para su tratamiento quirúrgico, que con el tiempo se han perfeccionado y por ello han mejorado sensiblemente las predicciones sobre el postoperatorio y los cambios estéticos alcanzadas.

Clasificación de las técnicas empleadas en ginecomastia

Clasificación de Petty

Siguiendo a Petty se puede hacer una clasificación de las técnicas empleadas:

  1. Sólo liposucción.
  2. Combinación de liposucción y extirpación quirúrgica.
  3. Combinación de liposucción y resección endoscópica.
  4. Extirpación quirúrgica abierta.

En la actualidad, la mayoría de los autores apuntan a una mayor seguridad del tratamiento y mejoría estética cuando se combinan formas reducidas de extirpación con una liposucción. El cuarto procedimiento, que se corresponde con una resección subcutánea completa, es el menos utilizado.

Técnicas combinadas que incluyen liposucción

La mayor parte de las ginecomastias asintomáticas y las pseudo-ginecomastias
se resuelven con técnicas combinadas que incluyen liposucción.

Clasificación de Ratnam

Puede ser también de utilidad considerar la clasificación de Ratnam, que se basa en la presencia de una elasticidad deficiente de la piel, la existencia de un surco inframamario con signos inflamatorios y la ptosis mamaria.

Para este autor la liposucción debe combinarse con algún tipo de resección quirúrgica si está presente alguno de estos signos citados. La razón es que la liposucción tradicional, con ultrasonidos o vibratoria no consigue forzar una retracción satisfactoria del excedente cutáneo.

Hay un acuerdo general, con o sin combinación de extirpación, del uso de anestesia tumescente.